Saltear al contenido principal

Autónomos que expanden su red: networking y hacer contactos

networking autonomos
El networking es uno de los métodos que más pueden contribuir a aumentar tu red profesional de contactos. Las oportunidades profesionales que te ofrece pueden ir desde conseguir colaboradores hasta encontrar empleo o aumentar tu cartera de clientes y proveedores.

En este post descubrirás distintas formas y técnicas para hacer networking y las claves para desarrollar eficazmente cada una de ellas.

Redes sociales profesionales

Existen redes sociales profesionales como LinkedIn con las que puedes expandir tu red de contactos profesional. El problema es que se suelen utilizar mal.

Cuando añades a una persona a tu red de contactos de LinkedIn, ¿cómo lo haces? ¿Le envías petición de amistad y no haces nada cuando te acepta? Es importante que, cuando acepte tu solicitud, la saludes, se lo agradezcas y entables conversación. Así destacarás entre sus otros contactos, asegurarás que te recuerde y despertarás su interés por conocer mejor tu perfil profesional.

Y cuando alguien te añade a ti, ¿le envías un mensaje preguntándole cómo te ha conocido? Esta es una clave para descubrir cuáles son las fuentes de tráfico a tu perfil y así poder potenciarlas.

Por supuesto, esto puedes hacerlo en otras redes sociales que no sean necesariamente profesionales. Solo vigila que esas redes den una buena imagen tuya (por ejemplo, no añadas contactos profesionales a tu perfil de Facebook si solo tienes publicaciones y fotos de familia y de domingos de banquete).

Llamadas y correos electrónicos

Encuentras una empresa o un profesional interesante al navegar por internet y que crees que encaja con tu perfil y tus objetivos. En su web ves su número de teléfono y su correo electrónico. ¿Qué te impide llamarle o escribirle un e-mail para presentarte e invitarle a tomar un café o a una breve reunión?

E incluso, si lo consideras adecuado y encuentras su dirección física, puedes enviarle una carta postal. Teniendo en cuenta la saturación que suelen sufrir las bandejas de entrada del correo electrónico, una carta postal que no sea publicidad o una factura puede resultar refrescante y llamar la atención de la persona que la recibe.

Asistir a eventos de networking

Los eventos de networking están pensados para que las personas que asisten a ellos hagan contactos profesionales.

No te equivoques, no son eventos pensados para captar clientes. Es muy habitual ceder a la tentación de hacer nuevos clientes entre tantas personas, pero quienes asisten a ellos no van con esa idea. Y si van con esa idea, planean ser ellos los vendedores, no los compradores.

Por tanto, no vayas con intención de vender, sino de ampliar tu red de contactos. Quizá alguno de estos contactos termine convirtiéndose en tu cliente, pero intentar convertirlo de entrada creará un rechazo hacia tu imagen profesional.

Asistir a eventos que no sean de networking

¿Quién sabe dónde puede encontrarse tu próximo contacto? Si asistes a jornadas de puertas abiertas, formaciones, charlas-coloquio y eventos similares que no son específicamente de networking, podrás multiplicar las posibilidades de encontrar personas que contribuyan profesionalmente a tu carrera o negocio.

No te olvides de hablar con todas las personas que puedas antes de que el evento empiece, seguir haciéndolo durante el descanso y después de que el evento finalice, entregando todas las tarjetas de visita y concertando tantos cafés como puedas.

Aprovecha cualquier oportunidad

¿Vas al gimnasio? ¿Tienes un club de lectura? ¿Participas en algún campeonato de ajedrez? ¿Sueles tomar café en el mismo sitio?

Cualquier oportunidad es buena para multiplicar las posibilidades de hacer contactos profesionales. Tu imagen profesional como autónomo te acompaña las 24 horas del día; asegúrate de que la gente que frecuenta los lugares a los que vas sepan a lo que te dedicas y cuál es tu especialidad. Esto no implica venderse, sino solo informar. Si vas sembrando estas semillas en distintos lugares, verás como tarde o temprano acabarás recogiendo frutos en alguno de ellos.

Como ves, hacer networking no consiste solo en enviar solicitudes de contacto por LinkedIn y vender. Abre tu mente y plantéate cómo cualquier situación de tu día a día puede ayudarte a conseguir un nuevo contacto. Cuando te acostumbres a pensar así, hacer contactos se convertirá en algo tan natural que lo harás sin darte cuenta.

Autónomos que expanden su red: networking y hacer contactos
Valora este contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba